El marketing, mejor en clave de humor

La risa, la alegría, es la forma en que las personas mostramos nuestra mejor cara a los demás. Y también nuestro gesto más anhelado a la hora de ser fotografiados. Pero más allá de la imagen, reír nos ayuda a mejorar nuestra salud, inmunizándonos de la depresión y la angustia, haciéndonos segregar más adrenalina y endorfinas, movilizar 400 músculos y estirando cervicales y columna. Además, nos ayuda a estimular el bazo, el movimiento del diafragma nos ayuda a hacer la digestión, se lubrican y limpian los ojos con las lágrimas y otros muchos beneficios para nuestro cuerpo y nuestra salud.

Si el objetivo del marketing es generar experiencias positivas y memorables para el público, ¿por qué no recurrir a la risa como herramienta para proyectar los valores de la marca y de los productos?

El problema es que todavía son muchas las empresas que consideran que no deben vincular sus productos o su marca a mensajes banales que rompan con la seriedad que, en teoría, debe caracterizar a una marca de confianza, como comenta Juan Boronat en su blog.

Un error demasiado extendido y que no tiene en cuenta que, ante la emocionalidad que se sucede en la comunicación de hoy en día, es necesario abrir la mente a nuevos espacios creativos y, en esta nueva forma de hacer mensajes, la capacidad del humor para canalizar la empatía debería tenerse muy en cuenta.

La comunicación publicitaria ha entrado en un irreversible proceso de diálogo y esto, inevitablemente, implica la incorporación de aspectos emocionales entre los recursos comunicacionales de una marca para apelar al lado más sensible de los consumidores. Además, a la hora de enamorar al público, es necesario que la comunicación sea distendida entre los dos actores, saludable, y que sirva como punto de referencia para la posterior venta.

Desde luego, el humor es una poderosa herramienta tanto para hacer llegar el mensaje al público como por su memorabilidad y capacidad viral. Si una marca quiere mostrar su afinidad con el público, el humor puede ser de gran utilidad. Y es que no olvidemos que “quien bien te quiere, te hará reír”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s